dilluns, 17 de juliol de 2017

Temps profètics, l'apocalipsi

Caballo blanco

Jinete blanco: el anticristo.
Apocalipsis 6: 1,2 -  Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.
Tesalonicenses 2:8-10
8 - Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
9 - inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,

10 - y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

Caballo Rojo

Jinete rojo: la guerra.
Apocalipsis 6: 3,4 - Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.
 “Y oiréis de GUERRAS y rumores de guerras: mirad que no os turbéis, porque todas estas cosas tienen que acontecer, pero el fin no es” (Mateo 24:6).


Caballo negro

Jinete negro: crisis, penuria, desnutrición, hambruna.
Apocalipsis 6: 5,6 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.


Caballo bayo

Jinete amarillo: enfermedades, muerte.
Apocalipsis 6: 7,8 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.

Obras: Sanzsoto
acrílico/papel

3 comentaris:

  1. Solament algú com Joan, l'íntim, el germà, el també fill de la mare, amb una visió creadora total, podia imaginar tots els mals en un sol pensament devastador.
    Si no fos perquè Joan, l'imaginador, l'estimat, l'amant, ja era mort quan aquest text es va escriure.
    Magnífica interpretació artística. Felicitats.

    ResponElimina
  2. Jo ja et coneixia aquesta obra, Carmeta... és genial, senzillament. Com envejo artistes i poetes!!!!

    ResponElimina